10 abr. 2010

"No se a donde voy, ni quiero saberlo... Nadie me siguió, mejor asi, quiero estar sola y en silencio.
¿Cómo pudo hacerme esto? Lo mio fue una broma, pero él...
Duele en el alma pensar que hasta hace dos días, nos amabamos con locura.
Pero recien hoy, caigo en la cuenta de que todo ese amor era falso, que solo eran mis sueños, iluciones, pensamientos, magia...magia irreal.
Creí tenerlo todo cuando el me besó por primera vez. Me sentí una reina.
El sentir sus labios sobre los míos fue como un sueño que creí (y deseé) nunca acabaría. Hasta ahora.
Reaccioné en que ni la magia, ni los sueños, ni las iluciones existen..y menos los principes.
MI principito de ojitos azules, que alguna vez me hizo sentir amada.
Me gustaría creer que esto es todo una pesadilla, y que al despertar podría besarlo cuantas veces quisiese...
Pero no.
Esta es la realidad que me tocó vivir, y me gusta o no, nada puedo hacer por cambiarla.
Salvo llorar."
Fragmento de "Diferentemente Iguales", Natalia Scarinci